“Mejor busque entre los pobres” – poema de Gabriela Mistral

De qué quiere Usted la imagen?
Preguntó el imaginero,
tenemos santos de pino,
hay imágenes de yeso,
mire este Cristo yacente,
madera de puro cedro,
depende de quien la encarga,
una familia o un templo,
o si el único objetivo
es ponerla en un museo.

Déjeme pues que le explique,
lo que de verdad deseo.

Yo necesito una imagen
de Jesús El Galileo,
que refleje su fracaso
intentando un mundo nuevo,
que conmueva las conciencias
y cambie los pensamientos,
yo no la quiero encerrada
en iglesias y conventos.

Ni en casa de una familia
para presidir sus rezos,
no es para llevarla en andas
cargada por costaleros,
yo quiero una imagen viva
de un Jesús Hombre sufriendo,
que ilumine a quien la mire
el corazón y el cerebro.

Que den ganas de bajarlo
de su cruz y del tormento,
y quien contemple esa imagen
no quede mirando un muerto,
ni que con ojos de artista
sólo contemple un objeto,
ante el que exclame admirado
¡qué torturado más bello!

Perdóneme si le digo,
responde el imaginero
que aquí no hallara seguro
la imagen del Nazareno.

Vaya a buscarla en las calles
entre las gentes sin techo
en hospicios y hospitales
donde haya gente muriendo
en los centros de acogida
en que abandonan a viejos,
en el pueblo marginado
entre los niños hambrientos,
en mujeres maltratadas
en personas sin empleo.

Pero la imagen de Cristo
no la busque en los museos,
no la busque en las estatuas,
en los altares y templos.

Ni siga en las procesiones
los pasos del Nazareno,
no la busque de madera,
de bronce de piedra o yeso,
¡mejor busque entre los pobres
su imagen de carne y hueso!

 

Gabriela Mistral

Comparteix aquesta entrada

7 comentaris

  1. Escribo en idioma español sobre este bellísimo poema de Gabriela mistral.
    Es el la máxima expresión escrita sobre el verdadero retrato, imagen o marco religioso de un hombre llamado Jesús de Nazareth. Se auna a varias interpretaciones musicales que son poesía en los labios de los cantores.
    Tal y como el apellido del sinónimo Magistral la autora hace gala de una imagen en vivo y en directo, o como lo muestra el famoso Cristo de Hoffman donde se refleja una muestra de lo que es la misericordia y la compasión que emana de ese cuadro allí pintado.
    Hay allí una manifestación de que la vida de una canción poco conocida “cuenta me Carpintero” se puede paladear con estos versos tan bien rimado por la maestra chilena Lucila Godoy Alcaya, cuando ella se deja derramar en ese poema lo que ella como persona siente cuando no elevamos nuestras perspectivas para decir quien es aquel amado personaje llamado Jesús el galileo que dividió la historia mundial, en dos, antes y después de El. Conocerle es Vida en abundancia material, y vida eterna cuando se reconoce quien es EL

    Enviar resposta
  2. Felicitaciones por recordar a una gran mujer, que dedicó gran parte de su vida también a la educación. Lucía Godoy Alcayaga

    Enviar resposta
  3. Aunque soy un agnóstico debo reconocer que me siento plenamente reflejado en este hermoso poema. Es hermoso sobre todo por su contenido, por su mensaje. Yo no creo en Jesús el Galileo ni en el Nazareno, pero respetando la fe de la autora, sí acepto totalmente su mensaje. Quede claro que no acepto la caridad cristiana ni la filantropía porque es un desprecio a la dignidad del hombre que se siente con ello como ser inferior, sometido, agradecido y al que da como ser superior que lava su conciencia.
    Es más difícil luchar por la JUSTICIA HUMANA que sentir lástima por los seres vulnerables en todos los sentidos. Nos es más cómodo no luchar y quedarnos indiferentes ante las injusticias del mundo.

    Enviar resposta
  4. Nuestra Primera Premiada Mujer y tuve el orgullo de conocerla en persona

    Enviar resposta
  5. Bellísimo, clarificador en el verdadero sentido de buscar a Jesús.

    Enviar resposta

Escriu un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *